¿Qué hacen estas personas tan cerca del tiburón?

Los resultados han sido que los tanques goteaban peligrosas cantidades de gas formaldeído, muy peligroso para el ser humano.

Según cuenta el Instituto Nacional de Cáncer, la presencia excesiva de este gas en el aire causa ojos llorosos y con quemazón, tos, sarpullidos en la piel e incluso náuseas.

Captura de pantalla 2016-04-28 a la(s) 13.00.18

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *